ESTATUA DEL FARAÓN Construcción de pirámides y templos en el pasado.
Bloques arrastrados por egipcios anteriores a las dinastías faraónicas.


Construcción y Fabricación de Pirámides modernas desde 2001

Entre los muchos misterios de Egipto, se encuentra la capacidad de realización de obras descomunales, para las cuales hubo que trasladar bloques de piedra de decenas y hasta centenas de toneladas. Sin embargo no son precisamente abundantes las referencias gráficas o escritas al respecto. Nadie ha hallado jamás una referencia a cómo se transportaron obeliscos de cientos de toneladas que no pudieron transportar ni los ingenieros romanos en su apogeo.

Así lo hicieron al parecer, con esa única estatua de 60 toneladas que movieron ellos, sin mencionar quién lo hizo. Para ahorrarnos discusiones, preferimos decir que en realidad no se sabe de quién era la estatua, porque como ya hemos demostrado, los abundantes cartuchos que se suponen nombres de faraónes, no son tales, sino ideogramas didácticos, algunos de los cuales hemos podido traducir con seguridad, al margen de las especulaciones de la egiptología oficial. Así que discutir cronologías y nombres con la oficialidad académica, es como discutir las preferencias sexuales del Pato Donald.

No se indica en ninguna parte que en este caso fuesen los egipcios de las épocas faraónicas quienes construyeran la estatua.
Sólo un desplazamiento, que según algunos ingenieros no pasó de unos pocos metros y ya representó toda una grandiosidad técnica. No podía ser arena mojada ni agua lo que se echaba delante del trineo, porque la arena es un abrasivo aunque se moje. La madera habría durado no más de unos centenares de metros, porque la abrasión correspondiente a gruesas vigas como las del dibujo, aún en madera dura, la habría deteriorado en la relación de medio milímetro por metro, por más aceitada que estuviese. Así que suponiendo unos 400 mm de espesor, habría quedado en el espesor del papel en menos de ochocientos metros.

Con aceite o grasa de una buena densidad, sobre una calzada impecable, puede ser, pero con agua, jamás. Así y todo, los 167 sujetos que se supone lo hicieron, puede que sea algo representativo, no real, porque a cada uno correspondería arrastrar 359,2 kilos. Haga Usted la prueba de arrastrar sobre un trineo de madera (que también pesará lo suyo, unos 400 ó 500 Kg más), y ya me dirá si puede arrastrar más de 300 kilos, hundiéndose sus pies en la misma arena.
Por otra parte, si subir la estatua al trineo debía hacerse con un trabajo de inclinación, que no supone gran problema, el desplazamiento sí que es algo complicado.
Otra cosa rara es que no aparezcan bueyes, que los egipcios tenían para muchas cosas, aunque se los dibuje modernamente para explicar algún que otro traslado de piedras que según los grabados no superaban la tonelada. En Egipto, donde andando por el museo y todos los templos, a lo largo de nueve viajes, no hemos encontrado ninguna referencia clara a modos de construcción ni transporte, salvo este papiro reproducido en cientos de tiendas. Vamos a suponer que fuera auténtico y se encuentre en alguna parte, pues sería el único material explicativo de una de las miles de obras monumentales de Egipto.

Cierto que los egipcios faraónicos hicieron algunos arreglos a Templos y Pirámides, y en esta página hemos encontrado algunas explicaciones que se acercan bastante a lo que realmente hicieron. Se puede traducir con Google a cualquier idioma. El hecho de demostrar que TEÓRICAMENTE se pueda hacer, no demuestra que se haya hecho así. Como teoría, tiene el mismo valor que la de los extraterrestres construyendo con bulldosers o levitando con vimanas de energía antigravitacional. De hecho, ésta última tiene más sentido para cualquier matemático, ingeniero o físico actual, puesto que con los métodos descritos por los "teóricos de la sencillez", no se ha podido construir nada, fallando todos los experimentos realizados al respecto.

No tenemos la respuesta. Es un misterio todavía, pero lo que tenemos claro es "como no pudieron" hacerse las cosas.

Piramicasa Gabriel Silva

No te pierdas este libro...
Podrás hacer comentarios para la página www.librofaraon.com


Viaja a Egipto con nosotros.
Conferencias in situ de Gabriel Silva para ver cosas que ningún guía muestra ni explica.

 

 

 

Página de inicio